CODIGO MORAL DEL JUDO

29 de diciembre de 2016
El Judo como cualquier arte marcial se fundamenta en un código moral, este debe ser el pilar donde se sustente la práctica deportiva.
Estamos cansados de ver ciertos tipos de deporte, que trasmiten valores negativos, y aún así, los practican en el mundo millones de personas, y son el mayor escaparate que existe. Seguramente esto ha ocurrido porque la práctica deportiva se ha desligado de su esencia, y se han perdido los valores sobre los que se fundo.
¿Esto es lo que queremos trasmitir a nuestros hijos? Os responderé como padre NO, rotundamente no.
Los niños son el resultado de su educación, y como parte que somos de ella, queremos que nuestros alumnos y nuestros hijos, tenga unos valores que les permitan desenvolverse en su vida diaria, valores com el coraje, la cortesía, el honor, el respeto…etc.
Creo que el objetivo de ganar o triunfar, en el deporte o en cualquier aspecto de la vida, no debe ir separado de unos valores fundamentales.

A partir de este articulo vamos a realizar una serie en la que hablaremos del Codigo Moral de Judo. Lo importante es informar de estos principios, analizarlos y adaptarlos a cada judoka. Esperamos que pueda servir para que se entienda mejor los preceptos y principios que enuncio Jigoro Kano.



Este es el código moral de nuestro deporte:
La cortesía: Entendida como un respeto a los demás.
El coraje: Hacer aquello que es justo.
La sinceridad: Cómo expresarse sin disfrazar lo que realmente se piensa.
El honor: Ser fiel a la palabra dada.
La modestia: Hablar de uno mismo sin sentirse orgulloso´´
El respeto: Sin el cuál nunca podría existir la confianza.
El auto-control: Es saber controlarse en situaciones críticas
La amistad: El mas puro de los sentimientos del ser humano.


 


LA CORTESIA



Ser educado, esta es una forma de discreción es ser recto, sin asperezas, como una piedra pulida, de tacto suave. Esta es la única manera de estar en contacto con otras personas. Este es un valor esencial que se necesita desde el principio, se trata de una regla de etiqueta, esencial y fundamental. Ofrece una actitud primaria, contraria a la valentía o la modestia que son las cualidades que se desarrollarán, con tiempo de práctica. Puede ser educado sin ser justo ni sincero o respetuoso. La cortesía es lo que se requiere a judokas jóvenes que aún no cuentan con los medios para comprender las implicaciones de su actitud. "Saludad cuando sale del tatami, saludar a su pareja", dice el maestro a sus jóvenes estudiantes.



En judo, las formas de cortesia abren la practica y la cierran. Se saludan al comenzar y al terminar; Se saluda antes de un ejercicio o un combate y al finalizarlo. El saludo se aplica al lugar, a los compañeros, a los profesores. Por educación, se practica el judo en silencio y al ritmo de la leccion, se ajusta su judogi cuando se desarregla, etc. Estas reglas, mas simples, son cada vez mas rapidamente olvidadas. Los entrenadores, los profesores deven ser atendidas y reaccionar ante estos signos de debilidad, porque la cortesia promueve la transperencia en la actitud a adoptar por los judokas. Rapidamente, permite trabajar, escuchar, observar, estudiar, proteger, combatir, con los numerosos parejas diferentes.



Para la práctica ya confirmada, la cortesía debe aparecer natural. Para el judoka debe ser algo simple. El cumplimiento de este valor se ha convertido en la actitud correcta, la que es mejor en esta situación. La cortesía permite que el judoka pueda comnezar y finalizar cualquier cosa, con el maximo aprovechamiento. Sin esta actitud, el progreso no seria posible.
El que se pule, conoce y aplica las reglas de conducta que hacen que sea agradable.
Llegar a tiempo al inicio de la clase, estar sobre el tatami limpios, ponerse un judogi limpio
libre de olores y de manchas, estar en silencio cuando el profesor hable, nunca levantar la voz
para hablar, no molestar a otros por su comportamiento o reglas que se llevó a cabo son todas las formas de cortesía requeridos. El cumplimiento de estas actitudes nutre y desarrolla la cortesía.
Es mas desagradable que trabajar con un compañero cuyo cuerpo tiene ausencia de higiene, que el judogi se impregna en primer lugar con un olor a sudor y por otra parte, sera desagradable. Imposible en estas condiciones disfrutar del principio de Jita Kyoei.
Afortunadamente, esta falta de respeto, de cortesía es la prerrogativa de unos pocos practicantes, rapidamente son marginados por su comportamiento.



La actitud de los alumnos



En una leccion, cuando yo daba explicaciones o efectuaba una demostracion, los jovenes tienen la desfortunada costumbre de apoyarse en la pared o se ponen en el suelo en presencia mia. Generalmente, estas posiciones de relajacion, no favorecen la atencion y la escucha. Me permite intervenir para corregir esta actitud en su explicacion la falta de educacion que engendra el vis a vis con el entrenador. En el mismo contexto, he podido observar en el Kodokan unos cinturones negros hacerse reprendidos por su superior por atreverse a colocarse en posiciones de relajacion como por ejemplo, colocar las piernas abiertas en lugar de adoptar la posicion de Ritsurei ( juntas colocadas sobre los talones ) o estar colocados en posiciones salvo las admitidas.



El saludo



¿Por qué en Japón se saludan con una reverencia a diferencia de los Occidentales que se dan la mano? Uno podría pensar que esta costumbre viene de la religión. Sr. Hiroshi Katanishi (7º Dan, profesor de posgrado experto en judo ) me dio la siguiente explicación:


 
"En Japón, la parte del cuerpo más importante es la cabeza, a diferencia de Occidente que es más bien el corazón. En el saludo, la segunda persona inclina la cabeza más bajo con respecto a la persona que lo inicio. En el judo, el signo es una muestra de consideración y gratitud a su compañero sin los cuales no seria posible evolucionar ".



"Así que saludar, rectos y firmes, su futuro oponente no es el valor, pero se le acerca, agarrar la mano de quien has derrotado no es la sinceridad, pero se le acerca, escuchar de pie y en silencio las explicaciones de un profesor no es el respeto pero se le acerca, etc. La cortesía puede que no sea tal vez una virtud, pero es probablemente la que permite a todas las demás. "




volver
NUESTRA PASIÓN, EL DEPORTE
NUESTRO TRABAJO, TU OCIO
ACTIVIDAD 360 S.L.
Lo que se les de a los niños, los niños se lo darán a la sociedad.
Karl A. Menninger
www.actividad360.es
Por y para que los niños jueguen, rían, se diviertan y sean lo que nunca deben dejar de ser, niños... Es necesario ayudar a los que ayudan.
Calle Ortega y Gasset, 2, 26007 Logroño
asociacion@puentedeamistad.eu
+34 656 260 857